Archivos

Charla Gratuita Se el Maestro de tu Vida

Anuncios

El mayor engaño, aborregamiento de masas.

 

Llega el mes de diciembre y todas las personas de nuestra sociedad empiezan a hacer planes y organizar la agenda para festejar  la festividad de la Navidad y el Año Nuevo.

Y qué celebramos? El nacimiento de un Cristo que no nació en Belén, ni nació en el mes de diciembre ni en invierno tan siquiera. Lo celebramos derrochando una cara comida, adornando la mesa y la casa, vistiéndonos de gala y haciendo miles de regalos, mientras más mejor. Pero, no era Jesucristo pobre? Predicaba sobre la riqueza? Hablaba a sus discípulos que le honraran con ropas y comidas caras y le ofrecieran regalos?

Alguien se ha parado a pensar y a preguntarse….¿Esto de qué va? A quién le interesa celebrar esta festividad? De dónde viene? Para qué se celebra?

Es curioso que la base de la festividad, el nacimiento de Jesús, esté sustentada en algo que no sucedió, en una palabra, en una mentira.

Curioso que exista esta celebración en la que, una vez al año, se nos permite sentir amor porque el resto del año ya se encargan de provocarnos todo tipo de emociones y pensamientos insanos. Ahora, eso sí, una vez al año se nos permite sentir amor pero cuando ellos quieren y como quieren que sea. Ah pero ese permiso les tiene que dar algún beneficio, así que nos jalean para sentir ese amor ficticio (que el resto del año brilla por su ausencia) y nos animan a comprar todo tipo de cosas porque ya se ocuparon de implantarnos  mentalmente cómo es la fiesta idílica a través de la televisión. Lucrarse se lucran de lo lindo.

Hace ya mucho tiempo que, en vista de que no podían acallar a los cristianos, se inventaron esta fiesta, alejada de lo que realmente pasó y fue y, desde entonces, hemos seguido como borreguitos al matadero. Ojos que no ven, corazón que no siente. Así nos taparon la boca y los ojos en aquellos momentos, el miedo hizo el resto, un miedo que sigue, hoy en día, encubierto bajo una celebración ficticia llena no de amor sino de lujuria, embriaguez, despilfarro, etc. etc.

Qué es, en realidad, esta fiesta llamada Navidad???¡¡¡¡¡

Y no hablemos del Año Nuevo…. A ver, bajo qué calendario el día 1 de enero es año nuevo? Todo depende de dónde vivas y de la cultura que te rodee…no es cierto?

Alguien  instauró un calendario….muy bien, bajo qué criterio? Así que celebramos el año nuevo porque alguien así lo dispuso, qué curioso….

No voy a hablar de otras culturas, aunque la China es, bajo mi parecer, la más ajustada en su celebración al Año Nuevo. Si evitamos los criterios humanos y sus reglas, normas y cánones, preceptos, leyes y otras….tan solo nos queda observar el ciclo de la propia Naturaleza.

Cuándo inicia el año la Naturaleza? En primavera, es cuando todo renace. Es absurdo celebrar el nuevo ciclo en pleno invierno cuando todo duerme, o en otoño cuando todo decae, o en verano cuando está en su máximo apogeo.

Pero celebramos el Año nuevo en contra de la Naturaleza y celebramos la Navidad en contra de Cristo…Increíble.

Esto es el mayor engaño que ha conseguido aborregar a una cantidad muy muy grande de personas y, a partir de este escrito, habrá quien me llame loca y seguirá tan a gusto en el redil.

 

Despertad de la ofuscación y la enfermedad

Subiendo a la quinta dimension

Los tiempos han cambiado para todos pero seguís prisioneros, aún más que antes, de vuestras antiguas creencias.

Estáis viviendo una etapa transicional donde la mente cobra una vital importancia y es muy importante controlar los pensamientos para poner vuestra mente a vuestro servicio.

En estos momentos, lo que pensáis es creado y, por ende, creído. Así que cuidad mucho vuestros pensamientos pues si no son pensamientos gratos éstos tomarán mucho peso sobre vosotros de tal manera que la antigua ofuscación y enfermedad aparecerá con mayor fuerza que antaño.

Sabed que algunos pensamientos serán recuerdos vuestros pero muchos otros no y que, los unos y los otros, se agruparán para tomar vida a través vuestro, si los dais acceso y vida. Alejadlos de vosotros, aparecen para ser eliminados.

Por contra, retornar vuestra atención  y pensamiento hacia la belleza, visualizad y mantener encendido vuestro deseo que  será de fácil acceso pues ya no existe la dualidad que todo lo frena ni la división temporal.

Estamos en el ahora,  ya no hay cabida para el pasado. Así que cread vuestra realidad en el presente.

Debéis abandonar todas las viejas creencias y formas de pensamiento antiguas así como dejar ir todo aquello que os obstaculice vuestro proceso. Liberaos de esas cadenas opresoras, poned la mente a trabajar a vuestro favor y trabajaros mucho interiormente pues quien quiere ascender ha de ir con muy ligero equipaje.

Muchas energías insanas que os mantenían a oscuras han sido eliminadas, muchos de los velos aclarados y el aporte de energías sigue siendo constante para que podáis despertar a la nueva realidad.

Recordad que este paso es vital para continuar en la ascensión.

El Retro-Avance actual

SANAR EL PASADO

Permanecéis callados, creéis que únicamente a vosotros os sucede esto pero no estáis solos.

Cada uno de vosotros estáis recibiendo mensajes de ayuda de vuestros guías espirituales, ahora como nunca antes estáis más acompañados por energías superiores que os apoyan, os consuelan, os guían y, sobre todo, os susurran.

Tenéis que entender que no estáis solos en esta aventura, tenéis que entender que os estamos ayudando y apoyando pero, sobre todo, tenéis que entender que no estáis solos entre vosotros, los humanos.

No sois unos cuantos, ni unas decenas, sois muchísimas las personas que estáis recibiendo nuestra ayuda y nuestra guía.

Dejad a un lado el pensamiento de que estáis solos en vuestro mundo, solos para sentir, solos para recibir, solos para comprender y solos para actuar. Todos sois uno y como unidad estáis siendo guiados.

No os encerréis más y manifestar vuestro interior, aquello que os llega y que no acabáis de comprender, aquello que sentís que es nuevo y desconocéis cómo acogerlo.

Nunca antes como ahora se está vertiendo tanta energía sobre vosotros, esta energía se os manda para sanar situaciones, impedimentos, bloqueos….

Aprovechad este momento en el que avanzando volvéis al pasado donde quedaron energías insanas, o energías bloqueadas.

En estos días experimentáis un retro avance, en el que esas situaciones sin resolver aparecen en vuestro presente. Sucede así porque es el momento de sanarlas, sanarlas a través de la comprensión y, sobre todo, el amor; sanarlas con amor.

Esta energía os facilita la comprensión y la solución a aquellos problemas que quedaron sin resolver. Ahora es fácil, aprovechad el momento. Escuchad a vuestro guía interno, él os dará los pasos a seguir para resolver esos problemas.

Todas las relaciones insanas serán sanadas, algunas desaparecerán, otras cambiarán de forma pero todo será solucionado, solo tienes que dejarte llevar por los susurros de tu guía, él también actúa con unos objetivos: sanar energías insanas.

Este es el momento. ¿Qué es lo que se te ha presentado hoy que te viene de ayer?

Ya no sois los de ayer, estáis despertando, ahora contáis con otra sabiduría, sentís de manera diferente, estáis comprendiendo. Ahora es el momento, de poner a actuar vuestra comprensión, vuestro amor, vuestro saber para sanaros a vosotros mismos.

Aprovechad el momento para sanar vuestra vida actual, aquí y ahora.

Ha llegado el tiempo del Gran Despertar

niños-indigo-y-cristal

Ha llegado el tiempo del Gran Despertar. Ustedes que han elegido elevar sus ojos de la oscuridad hacia la luz, son bendecidos al presenciar el acontecimiento de un nuevo día en el planeta Tierra. Porque su corazón ha ansiado ver la paz real donde reinaba la guerra, mostrar misericordia donde dominaba la crueldad y conocer el amor en donde el temor congeló los corazones, son privilegiados para su mundo.

El Planeta Tierra es una bendición para ustedes. Ella es su amiga y su Madre. Siempre recuerden y honren su relación con ella. Ella es un ser que vive, ama y respira, igual que ustedes. Ella siente el amor que le dan mientras caminan sobre su suelo con un corazón alegre.

El Creador ha elegido sus manos para alcanzar al solitario, sus ojos para ver la inocencia y no la culpa y sus labios para musitar palabras de consuelo. Que no haya dolor. Han paseado por los oscuros sueños por tanto tiempo.

Entren en la luz y traigan aquello que saben que es verdadero. El mundo ha sufrido, no por el demonio, sino por el temor de reconocer lo bueno. Permitan que el temor se libere ahora y por siempre – se libere en la luz y se transforme. Está en su poder hacer eso.

Nadie puede encontrarlos, excepto ustedes mismos. Todas sus respuestas están dentro de ustedes. Enseñen las lecciones que han aprendido. Su comprensión les ha sido dada, no para que la guarden para sí, sino para que guíen un mundo dolorido y cansado hacia un lugar de descanso en una nueva consciencia.

Aquí, frente a ustedes. Mi visión se vuelve realidad. Aquí está la respuesta dada a ustedes – una canción que suavice al alma preocupada y la renueve otra vez. Aquí está el puente que los une con sus hermanos y hermanas.

Aquí está su Ser. obsérvense a sí mismos con dulzura y permitan que su ser interior se llene con la Luz que han estado viendo. El verdadero amor proviene de ustedes, y cada pensamiento es una bendición para todo el universo.

Todas las áreas de su vida serán sanadas. Brillarán con un esplendor dorado que habla del Uno que los creó en sabiduría y gloria. El pasado se disolverá como un sueño, y su dicha será tan resplandeciente, que ya no recordarán la noche.

Sigan adelante y serán mensajeros de la Esperanza. Señalen el camino de la sanación al caminar con gratitud. Sus hermanos y hermanas los seguirán. Y, a medida que atraviesan el portal de lo limitado, se unirán y reunirán con todo aquél que parece perdido. No hay pérdida en el Creador. Elijan el camino del perdón, y enjugarán las lágrimas de dicha por las bondades que encontrarán en todo.

Sigan adelante y vivan la vida del alma radiante que son. Glorifiquen al Creador en cada una de sus obras. Ustedes son importantes, son necesarios y son valiosos. No permitan que el oscuro manto del temor esconda la luz de su visión. Ustedes no han nacido para fracasar. Están destinados a tener éxito. La esperanza del mundo ha sido sembrada en su pecho, y tienen asegurado el éxito porque representan al Uno que los Creó.

Esto es, entonces, la sanación del Planeta Tierra. Pueden alejar todas sus dudas y temores, porque saben que la sanación viene a través del amor de su corazón.

Fuente: Autor desconocido.

El alma de un suicida

el alma de un suicida

Parece ser que el don más preciado que tenemos es la VIDA pero ¿se nos da una vida condicionada?, ¿a condición de que se haga buen uso de ella, condicionada a que seamos buenos, condicionada a que la respetemos?

Si la respuesta a todas estas preguntas fuera un Sí, en el purgatorio habría más seres que seres en todos los planetas, por su propio peso caería.

Mi humilde opinión es que se nos da una Vida en la que poder llegar a nuestros más altos propósitos pero gozamos del libre albedrío, es decir, nosotros decidimos cuántas vueltas dar, cuánto tardar, qué experiencias atravesar para llegar a ese propósito final.

No quiero decir con esto que la Vida no valga nada. No. Una vida es sinónimo de experiencia y aprendizaje, es camino abierto en el cual alcanzar el propósito.

Pero cuando se nos da la vida se  nos da el derecho de disponer de ella libremente. Si no fuera así, si fuera condicionada, no habría asesinatos, ni suicidios, ni violaciones, cuidaríamos de nuestro cuerpo para alongar su vida.

¿Es eso lo que realmente existe? No.

Se dice que el suicidio es un pecado mortal tal como el aborto, el asesinato, etc. pues incumple un mandamiento de Dios: No matarás. Y quien cometa pecado mortal será dirigido al purgatorio donde será castigado con penas hasta redimir la ofrenda.

En primer lugar, el susodicho mandamiento de Dios no era una orden sino una afirmación. Para los que creemos en la reencarnación simplemente este mandamiento es una advertencia que nos dice: aunque asesines (el cuerpo), el alma no muere.

En segundo lugar, al purgatorio vamos todos, es un lugar de trance donde hacemos una revisión no sólo de la vida que acabamos de abandonar sino incluso de las anteriores. En el purgatorio expiamos nuestras ofrendas, por decirlo de alguna forma, vemos qué hemos conseguido y qué no, dónde hemos fallado y dónde hemos adelantado. Hecha la expiación, el alma continúa su camino.

Pero ¿quién dictamina nuestra sentencia? ¿es Dios quien nos recrimina por nuestros actos? ¿Dios nos mantiene castigados en el purgatorio hasta que nos portemos bien? ¿Un Dios de amor, un padre, o una madre haría eso con uno de sus hijos? No. Porque somos nosotros quienes nos castigamos realmente. Si permanecemos en el purgatorio es porque, con anterioridad, establecimos un camino y si nuestros actos nos desviaron de nuestro camino impidiendo ver el progreso, se nos respeta nuestro deseo de estar en el purgatorio hasta que, por nosotros mismos, volvamos a reconocer nuestro camino. ¿No es eso lo que hacemos con nuestros hijos? Cuando sufren ciertas experiencias les dejamos permanecer a solas consigo mismo hasta que ellos mismos comprenden y están preparados, de nuevo, para salir y afrontar la vida.

Si, independiente a todo esto, tengo en cuenta que nada sucede por casualidad sino que todo obedece a un propósito, entonces, el que asesina a una persona, en realidad, le está ayudando a irse; a otros, por ejemplo, les cae una rama de un árbol andando por un paseo o se crean un cáncer terminal.

Sea como sea, cuando llega la hora de irse uno se va.

El que se origina un cáncer se está matando de igual forma que un suicida al tirarse a las vías del tren. Particularmente, no veo diferencia alguna entre ellos, el hecho es el mismo, quitarse la vida. Sin embargo, un suicidio claro está mal visto pero no por una creencia interior sino porque así se nos ha hecho ver durante siglos.

Nadie mata a nadie. Todo forma parte de un entramado de actos con el mismo propósito.

Así, considero, que el espíritu de un suicida tiene, ante Dios, la misma consideración que la de un asesino, una mujer que abortó o un santo.

Por otro lado, considero que el suicidio entra dentro del mismo plan que traemos cualquier otra persona. Es posible que el suicida haya venido a experimentar un sufrimiento incalculable que le lleve a medidas extremas para la comprensión y la aceptación de algo concreto.

Sin embargo, hay corrientes espirituales que afirman que el espíritu del suicida vaga por la tierra hasta cumplir con la establecida fecha de muerte y al quitarse prematuramente la vida ha de vagar hasta cumplir el plazo previsto.

No soy quien para desmentir esto ni cualquier otra teoría al respecto, sin embargo, mi creencia es bien distinta.

Continúan vagando porque se quitaron la vida y se “ven” vivos. Es tal el desconocimiento e ignorancia que tenemos respecto a lo que sucede cuando muere nuestro cuerpo que, muchas personas, no sólo los suicidas quedan vagando porque no entienden qué ha pasado. Si ha muerto cómo es que él se ve, se siente. Si está vivo cómo es que no le escuchan, no le ven. Es tal el desconcierto que se quedan vagando sin comprender.

Y aunque os parezca increíble de creer muchas de las almas a las que he dado luz me han dicho estar porque no sabían qué hacer, ni entendían qué había pasado, ni sabían cómo salir de la situación de vagabundeo.

Mi conclusión respecto al alma de personas pecaminosas es que somos tratadas con el mismo amor que las vidas de santos y que solo nosotros decidimos qué hacer, si hay alguien que se castiga es uno mismo y que de nosotros depende el camino a seguir, respetándosenos siempre nuestro libre albedrío.

Nota: Pido excusas si uso indebidamente espíritu y alma, son conceptos que aún estoy tratando de definir y detallar.

Escucha tu corazón

escucha tu corazón

¡Cuántas veces nos habremos oído decir: Eso lo he escuchado mil veces, siempre lo mismo¡¡

Y es que todo aquello que no se soluciona, todo lo que no se sana, todo lo que no se enmienda, se repite en nuestra vida, una y otra vez, hasta que lo solucionemos, lo sanemos o lo reparemos.

Realmente, somos cansinos.

Nos aferramos a nuestros supuestos “problemas” (sí, entrecomillado, porque, en realidad, los problemas no existen) como si ellos fueran los que nos hicieran sentir que estamos vivos, que somos alguien.

Estoy de acuerdo en que, desde que nacemos, se nos enseña que para conseguir algo se necesita de un gran esfuerzo, que mientras mayor sea el esfuerzo mayor la recompensa, que nada es gratis, que vivir en nuestra sociedad necesita de una gran capacidad para sortear los grandes obstáculos que vamos a tener y todo se nos muestra como una retahíla interminable de problemas a solucionar.

Sí, estamos predispuestos a quedarnos en ese estatus perpetuo de problemas sin solución, insalvables, predispuestos a observar exclusivamente las dificultades, los impedimentos.

Pero, ¿qué cuesta cambiar el chip, por qué no damos la vuelta a la tortilla? Si en nuestra vida los episodios se repiten, si vemos cómo los obstáculos no nos permiten continuar, por qué no damos la vuelta y vamos por otro camino?

Estamos viviendo en un mundo ilusorio, donde el tener es lo único importante: tener dinero, tener trabajo, tener una casa o dos, tener un coche, tener un ordenador, tener, tener, tener. Si tienes, entonces, eres feliz. Si no tienes, eres un pobre desgraciado. ¿seguro?

Cuando decidí hace años aniquilar todos los condicionamientos sociales, educacionales, familiares, etc que formaban mi personalidad y empezar de cero, se produjo un gran vacío dentro de mí por supuesto que, más tarde, se fue llenando a través de nuevos pensamientos, opiniones, sentimientos y emociones que he ido y continúo adquiriendo a través de la experiencia.

En aquel vacío, lo único que podía hacer era observar la naturaleza, vivir en el campo me ayudó en ese cometido. Durante la observación venía a mí repetidamente esto:

¿Qué me diferencia a mí respecto al resto de seres vivos que hay en la Tierra?

¿Por qué el árbol crece y acepta el cambio de las estaciones como si fuera uno con el ritmo? ¿Sufre el árbol o la planta la falta de agua o simplemente acepta la sequedad como parte de su desarrollo? ¿Se preocupa el árbol en si tendrá mañana suficiente comida?

Y los animales, ¿cómo pueden verse tan felices aquellos pájaros cuando está amenazando una fortísima tormenta? ¿qué preocupaciones tienen?. Comen, anidan, y disfrutan de la vida.

¿Acaso yo no tengo derecho a sentirme como el árbol o el pájaro?.

Las plantas y los animales no tienen por qué preocuparse, la naturaleza es uno con ellos y la naturaleza les aporta todo aquello que necesitan. Nada tienen, nada poseen y, sin embargo, todo vive en armonía, amor y felicidad.

¿Acaso no aporta la naturaleza lo mismo para mí? ¿Acaso no me brinda la naturaleza cobijo, alimentos y materia con qué arroparme? ¿Acaso yo no tengo oportunidad de gozar de esa armonía, ese amor y esa felicidad?

¿Qué me diferencia? La mente.

Mi mente estaba llena de basura, de condicionamientos, de normas estúpidas, de ideas egoístas, de apegos…

No se puede disfrutar de un hogar cuando se quiere un hogar mejor, no se puede disfrutar de la brisa del aire porque enreda tus cabellos, no se puede disfrutar de tu familia porque los problemas ocupan tu tiempo, tu mente y tu corazón, no puedes disfrutar de tu dinero porque te has metido en demasiados pagos para ….tener.

Nosotros mismos somos quienes nos obstaculizamos, quienes no nos permitimos disfrutar de lo poco o mucho que tenemos porque todo es insuficiente.

Estamos aquí, con el mismo objetivo que un animal o una planta, ser felices. Y, sin embargo, hemos sido traicionados por una mente amaestrada con malas artes.

¿No es hora de cambiar el chip? Aún crees que debes continuar con tu vida reviviendo las mismas situaciones, aún crees que tu camino es ese que se perfila tortuoso? ¿Acaso el perro se obsesiona con una pared en su afán de salir a la calle  o el pájaro se obceca en volar durante la tormenta?

Nosotros sí lo hacemos. Abre los ojos, abre tu mente. Despierta.

Si en tu camino hay obstáculos, da la vuelta, anda otro camino. Y ten la seguridad de que ese otro camino te traerá mayores recompensas que el que dejas.

Si en tu vida se repiten los mismos consejos pregúntate ¿por qué? ¿No será que te has quedado bloqueado y no permites otras soluciones?

Creo que es hora de que revisemos nuestro pasado y nuestro presente, enmendando y tomando nuevas iniciativas podremos tener un futuro feliz.

Escuchad a vuestro corazón, dadle poder. Al final, la mente trabajará para él y no nosotros para la mente.