La realidad cambiante

Lo que es ya no es ni será, lo que pudo ser se desvaneció, y lo que sería ya no se dará.

La realidad cambia en cuestión de segundos, cualquiera puede cambiarla.

Todos tenemos ese poder.

Sin embargo, no me gusta esta realidad cambiante. A veces, añoro cuanto guardaba su imperfecto, alocado e incomprensible orden.

Ahora debemos construir nuestra realidad a sabiendas que cualquiera podrá cambiarla.

No sé cuánto durará este último tramo, seguramente más de lo que deseara pues la desesperación deja huella profunda en el deseo, luchando mente contra mente.

Anuncios

Aprovecha tu tiempo

 

Cuando el sol asoma se abre una nueva posibilidad para cambiar tu vida. Cada día es una nueva oportunidad.

Cada noche nos brinda la ocasión de revisar lo acontecido durante el día y el silencio necesario para que la luz interior ilumine los cambios.

Aprovecha la dualidad poniéndola a tu servicio.

Encontrando el amor más elevado

Una vez, dos pájaros de hermosísimos colores deseaban saber lo que era el amor. Ambos sabían que en alguna parte lo encontrarían.

Un día echaron a volar, separados por miles de kilómetros, volaron y volaron. Pararon, a descansar, en lo alto de la cima más alta y allí, sintiéndose eternos, se encontraron…

Una música comenzó a sonar cuando se miraron. Y danzaron envueltos en ternura, en suaves algodones, mecidos por la tierra, acariciados por la eternidad se amaron.

El amor que sintieron les hizo llorar y desear compartirlo con el universo entero, así que volaron y volaron, de regreso a sus hogares.

En su corazón ya no hay añoranza ambos saben que pueden volar y volar hasta la cima de la montaña….

 

No dejes que el pasado queme tu futuro

 

Los problemas son como un puchero puesto al fuego. No se pueden solucionar si te resistes a salir del fuego. La comida del puchero no se puede comer si no se enfría.

Puedes pedir ayuda para lograr salir del fuego, de los problemas pero si, en ese proceso, sigues anclándote en el pasado, la mano que te ayuda se apartará porque nadie puede tirar de ti hacia arriba cuando tú tiras hacia abajo.

Para volar hay que tener alas e intención y deseo de volar, no se puede volar amarrado a la tierra, a tu pasado, arrastrando el ayer que permanece en el hoy.

¿Quién decide qué ingredientes meter en el puchero, quién el tiempo de cocción, quién cuando apagarlo y enfriar?

Uno mismo es quien tiene la respuesta a todas las preguntas, uno mismo quien tiene la capacidad de decidir, uno mismo.

Sólo depende de ti: volar hacia el futuro o permanecer muerto en el fuego del pasado y del presente.

Deja de rememorar el pasado, deja de evocar lo que fue y sigue siendo pero que jamás podrá ser lo que deseaste que fuera; salta del puchero y apaga ya el fuego, comienza no prestando atención al pasado que es tu hoy, desecha los recuerdos, proyéctate en el futuro que deseas tener.

Honestidad

 

Una de las cualidades del Ser es la honestidad. Pocos la cultivan. Por eso nuestra vida está llena de actos incongruentes que te dejan descolocada.

El deshonesto lo es consigo mismo y aunque sus actos te afecten de lleno no debes caer en la lucha de buscar una explicación lógica.

Simplemente, el ser deshonesto responde a una falta de amor y de escucha hacia sí mismo.

Tiene por delante todo un reto que salvar. Pero tú eleva tu conciencia y déjale pasar por debajo de tí. No te involucres.

 

El miedo, tu mejor aliado.

 

Si nos pusiéramos a enumerar los distintos miedos que conviven con las personas, la lista podría llegar a convertirse en infinita.

Pero todos  los miedos, sea cual sea éste, tienen un origen y un objetivo común. De acuerdo a estos factores comunes podemos decir que hay un miedo principal, a partir del cual, todos los demás se dan lugar.

El miedo no es otra cosa que energía, energía vibrando en una vibración y una frecuencia bastante bajas. Como energía, su objetivo último es seguir desarrollándose. Todo tiende a desarrollarse en el Universo. La energía no desaparece, simplemente se transforma, cambia. Así que, el miedo, como tal, tiene un objetivo claro, seguir desarrollándose.

Para conseguir crecer y desarrollarse, esa energía, ya instalada en nuestro cuerpo mental, incita a la mente con una serie de avisos atemorizantes, imágenes de hechos pasados, pensamientos catastróficos de un futuro incierto, etc. El hecho de que prestemos atención a estos avisos, imágenes, recuerdos y pensamientos hace que la energía del miedo, habitando en nuestro interior, siga creciendo, desarrollándose y afianzándose en nosotros.

Este es su objetivo, crecer. Y así lo consigue, incitando.

El origen del miedo reside en nuestra mente subconsciente. Evidentemente, hablando de miedo no podría dejarse ver claramente.

El subconsciente es una parte de nuestra mente que se desarrolla a través de impresiones que le vienen de la mente consciente. Así va generando una serie de impresiones, la mayoría de ellas sin sentido, que brotarán en la mente consciente cuando estemos viviendo experiencias similares a la impronta que está guardada en el subconsciente.

Por ejemplo, cuando somos niños suceden un montón de cosas que no comprendemos como puede ser el ver un trozo de una película que estén viendo los adultos en la televisión; la picadura de una avispa; los gigantes y cabezudos en los pasacalles, etc. Todo son cosas normales que, cuando somos adultos, consideramos absurdas y, sin embargo, dejaron una impronta negativa en nuestra mente subconsciente que irá apareciendo durante toda nuestra vida.

Y ese es su origen.

La pregunta que debemos hacernos ahora es, sabiendo esto, ¿cómo podemos trascender el miedo?

De manera consciente ya sabes que es algo que obedece a una impronta antigua y que, tan solo, debes continuar hacia adelante. No obstante, a veces el miedo es tan paralizante que no nos permite hacerlo.

La otra opción es comprender que, el miedo, como energía, tiende a desarrollarse. Así que, hará todo lo posible para incitarnos a tener pensamientos que desarrollen determinadas emociones que la sigan alimentando.

Y cuándo nos incitará a tener ese tipo de pensamientos? Cuando la experiencia próxima que vayas a vivir te lleve a sentir felicidad. El estado de felicidad va aumentando la vibración de tus energías, de forma que el miedo, acaba siendo trasmutado.

Como vivimos en un mundo de polaridad siempre hay dos opciones, dos caminos: la energía puede seguir desarrollándose en negativo o bien, en positivo. Quien toma la decisión de cómo debe la energía desarrollarse es la propia persona. Solo depende de nosotros mismos, únicamente de nosotros.

Por supuesto que estaréis pensando que todo esto queda muy bonito al leerlo pero que la práctica es totalmente distinta y difícil. En realidad, es así de sencillo.

La mayor parte de las decisiones que he tomado en mi vida vinieron precedidas de muchísimo miedo, tanto que, en algunas ocasiones, se soltaron mis intestinos durante días. Siempre decidí continuar hacia adelante, en todas las ocasiones y, a día de hoy, os puedo asegurar que fueron las mejores decisiones que tomé pues todas ellas me han llevado a experimentar felicidad.

Para mí el hecho de que aparezca el miedo es un chivato que me dice….”ese es el camino que debes tomar, es el camino que te procurará bienestar, tranquilidad, calma, felicidad….lo que sea que estés buscando.”

Si aún no tienes esa comprensión interna, no te preocupes, ve afrontando pequeños miedos y observa los cambios que en tu interior se producen; irás dándote cuenta cómo vas sintiendo una gran liberación y tranquilidad dentro de ti e incluso, tu propia mente empezará a ir incitándote a afrontar otros miedos que tengas.

Si llegas a tener esa conciencia elevada en la cual acabas comprendiendo internamente cómo funcionan las energías y cómo funciona tu mente, entonces, el miedo será tu mayor aliado, quien guiará a buen puerto tus pasos en la vida.

 

 

Amar

Cuando el Ser se enamora, el tiempo desaparece y, aunque la persona siga anclada en el espacio, el mundo es su corazón.

Y observa su amor en los ojos de las personas con las que se cruza, escucha sus versos en el canto de los pájaros, su cuerpo en los edificios, su aliento en el aire.

Todo lleva a ese amor atemporal, embriagadoR, impidiendo respirar, solo siente. Todo es sentido, todo es impulso vital, todo es Amor.

Mientra fluye la fuente de la vida, medita; mientra canta el agua, escucha bellas canciones de amor; mientras el sol se apaga, se enciende su mejor versión.

La vida continúa fluyendo en cada brisa, su mente se pierde en el recuerdo y su corazón bailando grita….AMOR¡¡¡