Archivos

Meditación para el Alineamiento Cósmico 7-7-7

tierra

7-7-7 ALINEAMIENTO COSMICO

Desde el día 21 de junio hasta el día 7-7-7 (momento en el que la apertura será total) estamos recibiendo en nuestro planeta la frecuencia del Universo, la energía del aspecto masculino de Dios.

Y la consolidación o unión de esta energía con la Madre Tierra para que la Madre se una con su frecuencia original tendrá su apertura total el 7 del 7 del 2014 (7-7-7).

Este alineamiento energético entrará a limpiar de forma masiva el Planeta Tierra para más tarde elevar su vibración.

Es un momento muy especial pues las dos energías, masculina y femenina, serán fusionadas en una sola. Es el momento de fusión del Padre y la Madre, y como Hijos debemos estar en este momento, formando así la Trinidad. No olvidemos que 7+7+7= 21 (3), el 2 es energía femenina, el 1 energía masculina; de la unión de 1 y 2 nace el 3: la trinidad.

Al alinearnos con estas energías muchos que no están despiertos despertarán, los que ya lo están consolidarán su desarrollo; muchos podrán reconocer su Yo Divino por primera vez, otros irán más allá pero todos gozaremos de una energía dorada y arco iris, ambas sanadoras, que nos liberarán de muchos de nuestros bloqueos en todos los niveles.

Ayudemos a la Madre Tierra, ayudémonos a nosotros mismos.

tubo prana

Meditación.

Debe realizarse sentados en una silla cómoda, con la espalda bien recta y los pies bien colocados en el piso, intentando que los pies no queden abiertos (hacia fuera) sino o rectos o un pelin hacia dentro.

La forma de respirar es pegando bien la lengua al paladar para permitir una buena apertura al flujo energético y las respiraciones nos tienen que llenar el estómago y han de ser calmadas.

* Empieza a respirar profundamente, llenando el abdomen y soltando lentamente el aire por la nariz.

* Relaja tu cuerpo y aquieta tu mente. Si sientes alguna parte del cuerpo que te duela, recolócate hasta estar bien cómodo, si persiste habla con esa parte y ordénala que se relaje que más tarde la prestarás atención; si hay alguna parte que te moleste pídele que se calme por unos momentos. Si no consigues acallar tu mente, centra tu atención en la respiración profunda.

* Con las manos puedes realizar un mudra, el mudra del corazón por ejemplo, o simplemente, permanecer con ellas encima de tus piernas, con las palmas hacia arriba.

* Si quieres puedes convocar y llamar a tus guías y maestros espirituales y pídeles que estén contigo en este momento y que te guíen, apoyen y ayuden en este momento.

* Dirige tu atención a tu respiración profunda y ve sintiendo cómo lo que respiras es luz, energía de amor.

* Sé consciente del momento en el que estás y de lo que está sucediendo y, siente en tu corazón el amor que sientes por Dios Padre y elévalo hacia arriba como un rayo dorado que parte de tu corazón por encima de tu cabeza. Enseguida notarás la energía de amor devuelta a tí, es la respuesta de Dios Padre.

* Seguidamente, visualiza y siente cómo esa energía comienza a bajar directamente por tus piernas y va más allá, adentrándose a la Tierra, al centro de la Tierra, envíala con amor.

* Y siente cómo la Madre Tierra te devuelve el amor que la envías con el envío de su energía amorosa en forma de arcoiris.

* Ya has conseguido activar tu columna pránica, tu columna de luz, ahora estás conectado con Dios Padre y la Madre Tierra, formando la Trinidad y permite que ambas energías circulen dentro de tí en forma de espiral.

* Visualiza cómo la energía de la Madre Tierra va llenando tu cuerpo, limpiando, aclarando, desbloqueando, sanando y envolviéndote.

* Manten esta visualización y ahora dirige tu atención a tu columna pránica y mira cada vez más arriba, mira cómo ese foco de luz asciende hacia arriba. Podrás reconocer a tu Yo Superior, también a tu Alma pero ve más arriba……hasta que veas y reconozcas a tu YO DIVINO. Disfruta de ese momento mientras mantienes el flujo de ambas energías.

* Cuando quieras puedes volver a tu cuerpo y empezar a sentir y desentumecer tu cuerpo, volviendo a tu presente.

Feliz alineamiento.

Puedes acompañarte de música durante la meditación, como el Gayatri Mantra

Om
Bhur Buvah svaha
Thath savithur varenyam
Bhargo devasya dhimahi
Dhiyo yonah prachodayat

 

Anuncios

Desarrolla quien eres

desarrolla quien eres

Ciertamente se habla de que muchos van de blanco y el blanco es solo por fuera, que les es difícil ser ellos mismos y es más fácil copiar lo que ya existe, comentarios que surgen cuando uno pregunta qué está pasando, por qué todos quieren ser terapeutas, todos quieren dar cursos y, sin embargo, de repente, todo paró, se bloqueó.

Hoy en día hay abundancia de talleres y cursos con los que se pretende que despertemos nuestra conciencia, que nos reconozcamos como hijos y como parte de la misma fuente creadora de energía, que recordemos nuestra propia sabiduría.

Al despertar y reconocernos como parte del todo nuestras habilidades despiertan pero que se despierte el saber sanar no significa que tengas que ser sanador. Ser sanador es una forma de vida y, hoy en día, no conozco muchos que quieran vivir ese estilo de vida y no me vale que me argumenten que lo han adaptado a los tiempos actuales porque ser sanador, con todas las palabras y consecuencias que lleva ese calificativo, es más difícil y duro de lo que cualquiera se pueda imaginar.

Cuando despertamos nuestro saber ancestral nos están dando herramientas válidas que hay que saber usar.

Y en este punto es donde el ego del hombre entra en acción, degenerando las herramientas que nos aportan, haciendo una carrera frenética para ver quién obtiene más dinero con los cursos, con las cremas, con los colgantes, etc. etc. etc.

Llega el boom de la alimentación ecológica y ¿qué ha pasado? Se ha degenerado con el oportunismo humano, el resultado ha sido que es más cara que la basura que compramos a diario y como tenemos que alimentarnos, mejor será con basura que con nada. Os puedo decir cuánto cuesta producir en un huerto ecológico un kilo de tomates y os garantizo que la diferencia entre el coste y el precio final es desorbitantemente desorbitado.

Llega el boom de la cosmética natural y ¿qué ha pasado? Vuelve a entrar el oportunismo humano y se crean cadenas grandes de elaboración de cosmética natural con unos precios desorbitados pero como está de moda….

Y así pasa con todo. Todo está bien. Todo lo que ha llegado está bien pero el hombre lo degenera con su afán de poder económico.

Yo misma he visto centros de formación de terapeutas en los que se pretendía extender el curso de Registros Akáshicos a tres años ¿Eso qué es? Simplemente, una garantía económica durante este tiempo, lucrarse con el desconocimiento y el ansia de saber y de ser de las personas.

Y nadie se da cuenta de que ese no es el camino. Las herramientas que nos dan o que nos han facilitado recordar son herramientas, sobre todo, PERSONALES y solo unos pocos serán los que realmente sean terapeutas, formadores, alquimistas, etc. etc. etc. Nadie se da cuenta de que las herramientas que tenemos no es para lucrarse porque está de moda sino para usarlas primeramente dentro de nuestro entorno más cercano, para que los más allegados DESPIERTEN espiritualmente, para que les hagamos saber nuestro saber y nuestro conocimiento, de forma que puedan ir abriéndose camino en ese despertar.

El hombre todo lo degenera. Es una lástima. Ya desde hace meses, Facebook me aburre, no dejo de ver las mismas palabras, todo el mundo predica y nadie hace, nadie toma iniciativas; entonces, ¿para qué usan las herramientas? Lucro. No saben usar las herramientas, como dice Sofia, no saben ser ellos mismos, solo son o somos un borrego más del rebaño que este mundo de basura ha creado.

No hay terapias, no hay consultas, no hay cursos porque todo se ha degenerado con el afán de lucrarse, parece esto como una carrera, en la que dieron el pistoletazo de salida y todos corren para ser el primero. SSSSSHHHH paraaaaa que la carrera no va contigo¡¡¡

Y si has de ser terapeuta, sanador, curandero, formador, alquimista, vidente o médium, el tiempo lo dirá, porque hay una cosa que está clara y es que en estos parones en los que uno se plantea qué hacer se sale mucha gente de la carrera porque su afán de dinero fácil le puede y solo quedarán aquéllos que realmente, en su corazón, sientan la llamada de ser sanadores, terapeutas, formadores, etc.

A los que queden en pie después de la carrera decirles que si pretenden vivir con soltura económica a través de algún oficio mencionado se olviden. Ya dije que es una forma de vida y el que se ha percatado de esa forma de vida se habrá dado cuenta de que lo que prima es la humildad y un desarrollo creciente constantemente de sabiduría, amor y espiritualidad pero poco dinero.

Así que amig@ siembra en tu casa para comer sano, unas macetas en la terraza, o fuera de la casa si tienes patio, en el tejado del bloque pudiera ser? Haz tus propias cremas, jabones y velas. Practica tu saber y trasmítelo a los tuyos, despierta a los que tienes alrededor.

NO HABLES, ACTÚA.¡¡

Ciertamente, esto último que voy a decir quizás suene raro pero me ronda también desde hace un tiempo atrás.

Si ya sabes quién eres, si ya te reconoces, no te hace falta más cursos ni talleres para recobrar tu saber, desarrolla lo que tienes, te asombrarás de lo que sabes¡¡¡¡.

Pensar con el corazón

balancehead-heart

PENSAR CON EL CORAZON

Muchas veces me han preguntado de qué forma he conseguido pensar con el corazón y neutralizar mi mente.

 Lo cierto es que ahora que me he propuesto difundir mi experiencia me doy cuenta de lo fácil que me ha sido llegar a neutralizar mi mente de forma que, generalmente la uso cuando realmente la necesito.

Muchos podríais pensar que, en realidad, no era una mujer de comerme mucho la cabeza pero lo cierto es que le daba mil vueltas a las cosas, los problemas parecían guardar cola en mi mente esperando su turno, las preocupaciones me dejaban ko porque mi mente no era capaz de pensar en otra cosa.

Os puedo garantizar que he sido muy muy cerebral, todo mente, analítica y práctica y ¿cómo estoy ahora?.

En el presente gasto bromas sobre mi capacidad de pensar, suelo decir que mi mente se fué de paseo y que estoy vacía.

Soy capaz de estar todo un día entero sin pensar, solo sintiendo, hecho éste que me asombra hasta a mí misma porque si observo mi vida, tal y como antes la observaba, el  resultado es que preocupaciones tengo o debería tener, debería estar preocupada pues motivos tengo.

Sin embargo, soy feliz y estoy tranquila y en paz

¿Cómo he llegado a esto?

Creo que todo comenzó el día que tomé una dura decisión. Decidí que era momento de averiguar por mí misma la realidad de la vida porque hasta ese momento yo pensaba de acuerdo a los condicionamientos sociales que había mamado.

Desde aquel momento todo era motivo de enjuiciamiento, todo lo ponía en duda, de forma que las verdades fueron saliendo. Me dí cuenta de que la verdad no es la que te dicen o te inculcan, la verdad era muy distinta.

Esto no se hace, aquello no se debe hacer, esto otro no se debe decir, todo, todo, son condicionamientos sociales.

Esa fue mi elección, hacerme a mí misma.

Y con ello, se desarrolló en mí el arte de escucharme y con ello la espiritualidad.

Averigüé que no tenía por qué preocuparme aunque estuviera mal visto no hacerlo. Que el estar horas pensando la misma cosa me provocaba estar mal a todos los niveles. Que por mas vueltas que le diera a las cosas no se solucionarían sino estaban en vías de solución. Averigüé que los problemas en realidad no existen, que los inventamos nosotros como masocas que necesitamos de preocupaciones y problemas que resolver para sentirnos útiles y socialmente aptos, en vez de disfrutar lo que tenemos. Averigüé que hay otra forma de vivir más simple y que observaba a diario a través de los animales y de la naturaleza.

Averigüé que había vida tras la muerte, que todo tiene un orden y un por qué de ese orden. Que todo sucede en el justo momento y con un fín concreto; que poco podía hacer por desviar el curso de los acontecimientos salvo dejarme llevar.

Y una vez que caen todos o casi todos los condicionamientos sociales que llevas puestos la mente queda tan sorprendida que te dice: “Bien, vale y ahora qué? ahora no creo en nada, no tengo nada¡¡.

Entonces, es el momento del  corazón, es el momento en el que empieza a fluir y a hacerse notar, de forma que sabes si una cosa que lees o escuchas es cierta porque el propio corazón te lo dice, de forma que ante un posible “problema o preocupación” él te avisa enseguida sobre  la forma de enfrentarse a ello y cómo solucionarlo.

A partir de ahora, cuando tu mente rechaza algo has de aquietarla y preguntar a tu corazón a ver qué dice, porque aunque estés más conectad@ con tu corazón, la mente intentará siempre llevarte a su terreno.

No en vano el corazón es el primer órgano que se forma en el feto¡¡¡.

Hasta ahora solo hemos usado la mente como consecuencia de una mala educación durante muchos siglos, es hora de sacar nuestro corazón hacia fuera y reequilibrar ambos.

Hay un valor añadido en el uso del corazón y es el desarrollo del AMOR pero eso es otro tema.

Del Cielo a la Tierra

Del cielo a la tierra

Muchos somos los que hemos despertado o estamos despertando y, en mayor o menor medida, hemos conectado con la divinidad, con la fuente, con el origen.

Hemos subido arriba y hemos descubierto quiénes somos, de dónde y venimos, a qué hemos venido.

Hemos descubierto dónde está nuestra casa, nuestro verdadero hogar, nuestro origen y hemos experimentado una paz y un amor que jamás antes habíamos sentido, de tal forma que solo queremos estar arriba, deseamos estar conectados con lo superior constantemente porque el bienestar que se siente es inmenso.

Y dentro de esta vuelta a casa, de este descubrimiento, muchos hemos llegado a estar más arriba que abajo. La red de internet se ha llenado de canalizaciones, de mensajes de guias, maestros, seres superiores. De igual forma, el deseo de aprender y seguir “recordando” ha ido creciendo de manera que la red está copada de cursos y talleres para que podamos seguir aprendiendo lo ya aprendido.

Hace ya unos meses que vengo diciendo que es hora de dejar de hablar, de dejar de leer y releer los pensamientos y sabidurías de los maestros, es hora de dejar de aprender porque es hora de “actuar”. Lo vengo diciendo un tiempo atrás y, sin embargo, nunca lo vi tan claro como ahora.

Se está muy bien arriba, cierto. Pero vivimos en la Tierra, estamos anclados a ella, es nuestra Madre, es quien nos alimenta, nos cobija y nos protege y, sin embargo, que a gusto se está arriba.

Esa es la cuestión. Todos sabemos ya que estamos aquí porque nosotros mismos los decidimos, todos sabemos que bajamos con un propósito individual y un propósito conjunto. Y, qué hacemos? perdernos en los laureles de arriba. Olvidarnos de que bajamos para despertar al conjunto de la humanidad, de que bajamos para elevar el nivel vibracional de la Tierra y de sus ocupantes.

Así que como si hubiéramos sido sacudidos por un plumero, hemos sido devueltos a nuestra procedencia actual, nuestra querida Tierra, a la cual nos debemos dedicar.

Por decirlo más resumidamente nos han enseñado quiénes somos y a qué venimos, nos han dado las herramientas y los conocimientos necesarios para nuestro trabajo pero, como tontos, nos hemos quedado flotando arriba, así que nos han devuelto a la Tierra porque lo que conocemos ya no tiene retroceso, lo que sabemos queda en nuestro corazón, y se nos pide que actuemos en la Tierra que es nuestro real propósito y objetivo.

Y es a ella a quien debemos atender. ¿Realmente nos damos cuenta del poder de la madre Tierra? La acribillamos con hormigón, rasuramos sus árboles y acabamos con sus especies, por no hablar de otra serie de barbaridades que cometemos en ella. ¿Y qué hace la Tierra? Volver a regenerarse para asegurar nuestra alimentación, protección y cobijo, como buena madre.

Es aquí donde debemos actuar y no repitiendo palabras ya dichas, ya experimentadas sino con actos, con hechos, hay que actuar.
Y os preguntaréis ¿de qué manera podemos actuar? Bien, cada cual tiene un cometido, es un maestro en un área concreta, pues activémosla. Además, aparte de nuestra maestría concreta tenemos otra serie de conocimientos que no llevamos a la práctica por….”me da verguenza decirlo” “no lo van a enteder”, “se van a reir de mi”.

Empecemos a hablar claro y a decir lo que realmente pensamos y sentimos al respecto de las cosas que surjan, no os calléis porque vuestro comentario quizás haga sonreír a quienes os oigan de primeras pero les dará qué pensar. Y, en el momento, en que vosotros confiéis en vosotros, en vuestros conocimientos, en vuestra sabiduría, los demás que os escuchen empezarán a cambiar y a sopesar vuestras palabras.

Cambiando tú, cambia tu entorno.

Así se logra despertar a quien aún permanece dormido.

Recordemos que somos hijos también de la Madre Tierra y que hemos venido a ayudarla y únicamente podremos hacerlo si la conciencia individual se eleva del nivel en el que está, logrando que individualmente la conciencia se eleve, habrá un conciencia colectiva más elevada.

No podemos hacer mucho pensaremos, tal y como está la situación en España. Pero no podemos pretender que cambie desde arriba porque lo que sostiene a los de arriba son precisamente los de abajo, compuesto por millones de individuos cada uno con su conciencia.

Así pues, actuemos. Divulga tu conocimiento. Siembra tu campo, elabora tus cremas y tus jabones, únete a la Tierra, compréndela, respétala, agradécela, ámala y ayúdala de la forma en que cada uno pueda pero actuemos.

Cuál es la realidad?

Realidad

Algún día las personas se darán cuenta de que la realidad a la que ellos dan credibilidad no es tal realidad. Hoy calificamos a las personas de eruditos, fanáticos espirituales, e incluso locos debido a que no sabemos apreciar la realidad, nuestra realidad. Todos los conceptos que barajamos están sumamente bien teóricamente pero en la práctica dejan mucho que desear, no es nuestra realidad sino la que nos han ido inculcando. Nos han enseñado a pisar a nuestro hermano para conseguir aquello que deseamos, cueste lo que cueste y caiga quien caiga. Y luego les llamamos malas personas, por qué? si solo juegan con las herramientas que les han inculcado?

Salir del entramado de normas y conceptos que hemos mamado durante siglos no es fácil pero es posible. Diseñar nuestro propio significado, desde nuestro interior, sobre esos conceptos no es fácil. Lo fácil es dar la vuelta, no pensar y hacer oídos sordos a esa persona loca que parece que no vive la realidad.

Qué realidad? La tuya basada en unas normas anti-humanos? o la mía basada en el amor hacia el ser humano?

Ya hay dos realidades, la tuya y la mia. Entonces, cómo alguien me puede decir que si se cómo llaman a las personas que están tan lejos de la realidad?

La respuesta quizás sería:”Locos” pues bendita locura que me hace amar al prójimo, no juzgarle y sí comprenderle.

Han sido muchas las personas a lo largo de la historia que han sido calificadas de locos y, el tiempo, simplemente, les dió la razón.

Bendita locura que me hace amar hasta al ser más vil pues en él me reconozco.