Desnúdate

 

Como migajas de pan fui soltando por el camino todo lo que era, lo que pensaba, todo lo que sentía.

Dicen que no existe el vacío aunque yo siento esa nada dentro de mí. Y, en esta nada, en este vacío, solo quedo yo, en silencio absoluto.

Ahora me siento, puedo amarme y escucharme.

Me pregunto qué me unía al exterior. Encontré que nada era yo, nada creé por mí misma, todo me fue dado y ese todo no era yo.

Por el camino solté millones de lágrimas, angustias e impotencias pero no me preguntes por su causa porque ya no recuerdo cuántos valles, montañas, desiertos y mares he cruzado.

Fui olvidando, tan solo me quedé con el aprendizaje. Y aquellas penas quedaron en el pasado de una persona que ya no soy.

En el vacío he encontrado TODO. En este instante solo SOY. No hay nada más.

Incluso en AMOR reside en mí, nada semejante a lo que conocía antes. Un Amor sin etiquetas, sin marcos ni condiciones. Un Amor que ama Amar.

Esa nada o ese todo es el SER.

Comentar

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s