Archivo de etiquetas| elevar conciencia

El mayor bloqueo que tienes para elevar tu vibración y conciencia

 

Pensamos que debemos realizar un montón de cursos y talleres, que debemos prepararnos de alguna forma, a través de algo externo para poder elevar nuestra conciencia y nuestra vibración.

Esto es debido a un programa, o un implante, que tenemos todos, existe en el inconsciente colectivo de la mayor parte de la humanidad.

Echad un vistazo a vuestro crecimiento. Todo se consigue progresivamente a través de estudios, trabajo y esfuerzo, mucho esfuerzo.  Así que, conseguir elevar tu vibración y tu conciencia, no iba a ser menos.

Cuando uno sabe quién es realmente en el Universo sobran todos los talleres, cursos, aprendizajes, trabajos personales, esfuerzos, sobra todo. Es lo único importante.

El ser humano debe conectar con su espíritu, reconocerse en él, ser ése espíritu.

Eso que eres en el Universo tiene que ver con la paz, con la tranquilidad, la felicidad, el equilibrio, la armonía, el amor.

El ser humano es todo eso:  es amor,  luz, felicidad, paz, equilibrio.

Si nada de eso existe en tu vida es el momento de ponerte manos a la obra, de la manera más fácil y sencilla, porque todo en el Universo es más fácil y sencillo de lo que pensamos. El concepto de que todo cuesta mucho esfuerzo, dedicación y trabajo es un programa implantado en nuestro inconsciente desde hace muchos siglos. Así que nada puede salirnos a pedir de boca porque, de antemano, pensamos que debemos realizar un arduo trabajo para conseguir lo que sea que deseemos conseguir.

Y, como digo, es mucho más sencillo de lo que pensamos. Tan solo has de eliminar de tu vida todo aquello que no te aporte paz, equilibrio, serenidad, felicidad. Eliminar todo aquello que te hace mal, te hace infeliz.

Si tienes un trabajo, una relación, una situación, lo que sea que te hace infeliz y no sabes cómo hacer para cambiar ese estado, Pregúntame, te diré cómo poder actuar.

Pero, hay una premisa muy importante en esta búsqueda de la paz y la felicidad…..

 

NO TE ESFUERCES, NO ANSIES TRABAJARTE, NO TE OBSESIONES EN CONSEGUIR LA META.

 

Ese es nuestro mayor bloqueo: pensar que debemos esforzarnos, que debemos estar siempre activos buscando fuera cómo conseguir un estado más elevado, que debemos trabajar y trabajar para obtener el resultado que deseamos.

Y todo es cuestión de paciencia y de actuar, un pie y luego el otro, como si subieras una montaña elevada. Normalmente, no te quedas abajo buscando fuera, alrededor pensando cómo subir. Si tu meta es alcanzar la cima, empiezas a subir despacio, sin correr, sin mucho sobre esfuerzo porque sabes que te agotarías enseguida, mirando dónde pones el pie y la mano, asegurando su firmeza y sujeción para no caer. Y así, poco a poco, irías escalando la montaña, haciendo tus paradas necesarias para descansar y retomar aire y energías. De igual forma, elevar tu conciencia y tu vibración,  a quinta dimensión, o a otras cotas que te hayas impuesto, debe ser tu caminar.

 

Simplemente, sé feliz.

Desnúdate

 

Como migajas de pan fui soltando por el camino todo lo que era, lo que pensaba, todo lo que sentía.

Dicen que no existe el vacío aunque yo siento esa nada dentro de mí. Y, en esta nada, en este vacío, solo quedo yo, en silencio absoluto.

Ahora me siento, puedo amarme y escucharme.

Me pregunto qué me unía al exterior. Encontré que nada era yo, nada creé por mí misma, todo me fue dado y ese todo no era yo.

Por el camino solté millones de lágrimas, angustias e impotencias pero no me preguntes por su causa porque ya no recuerdo cuántos valles, montañas, desiertos y mares he cruzado.

Fui olvidando, tan solo me quedé con el aprendizaje. Y aquellas penas quedaron en el pasado de una persona que ya no soy.

En el vacío he encontrado TODO. En este instante solo SOY. No hay nada más.

Incluso en AMOR reside en mí, nada semejante a lo que conocía antes. Un Amor sin etiquetas, sin marcos ni condiciones. Un Amor que ama Amar.

Esa nada o ese todo es el SER.