Archivo de etiquetas| Miasmas

Beneficios de una sanación completa de Péndulo Hebreo

pendulo-hebreo-1

¿Qué podemos obtener con una sanación completa?

* Eliminar enfermedades de nuestra memoria celular.

* Eliminar de nuestros cuerpos y proporcionar luz a larvas y espíritus.

* Erradicar y eliminar magias.

* Cortar patrones generacionales.

* Liberarnos de ataduras y compromisos , cortando pactos y cordones energéticos.

* Desbloquear cualquier bloqueo que tengamos en cualquier nivel.

* Limpiar y energizar todos nuestros cuerpos.

* Desbloquear, abrir, limpiar y equilibrar nuestros chacras.

* Reparar, limpiar y equilibrar nuestro aura.

* Activar nuestras 12 capas de Adn.

* Conectar con nuestro patrón genético y metabólico perfecto.

* Eliminar miedos, estrés, adicciones, etc….

* Re establecer el equilibrio físico, emocional y mental.

* Paz, felicidad, confianza, alegría, prosperidad, luz, conocimiento, armonía y equilibrio.

* Conectar con nuestro verdadero ser y con nuestros guías.

* Adquirir la más alta protección.

Cómo trabaja el Péndulo Hebreo

Pendulo-hebreo

En realidad, ¿somos conscientes de cuán grande es la carga que soportamos?

Memorias de enfermedades guardadas en nuestra memoria celular desde vidas anteriores a la actual. Magias antiguas e incluso ancestrales. Larvas y espíritus que han ocupado nuestro cuerpo. Contratos, compromisos y todo tipo de ataduras. Patrones de conductas familiares que se repiten generación a generación….

A toda esta carga hay que sumar los pensamientos, sentimientos y emociones preconcebidos, asumidos por todos dentro del rol social y que venimos  adoptando sin inmutarnos durante siglos.

Con todo esto a cuestas ¿cómo podemos ser felices? ¿de qué forma podemos conseguir nuestros propósitos? ¿es posible conectar así con tu verdadero ser?.

Los cambios que la energía del péndulo provoca son tan sutiles que casi son imperceptibles, sin embargo, desde la primera sesión la persona percibe una liberación, a veces, incluso, siente que algo falta en su ser, se trata de todas esas cargas que acarreamos desde tiempo atrás y que, durante la primera sesión, son limpiadas y sanadas.

Son cambios sutiles, sí. Inmediatos, sí;  pero cada persona tiene su ritmo porque cada persona es distinta, cada persona tiene que ver por ella misma qué cambios hacer en su vida y para eso hay muchas cosas que derribar y otras muchas que construir pero el cometido del péndulo no es ese, solo es ir mostrándote poco a poco qué y cómo es tu vida y qué y cómo debería ser según tus deseos y tu propio interior. El péndulo te ayuda a reconstruir tu vida de forma que alcances la paz, la tranquilidad y la felicidad. El te orienta, tú construyes, a tu ritmo.

Con la apertura y equilibrado de chacras, nuestra forma de pensar preconcebida y de ver la vida se derrumba pero el péndulo lo trabaja con tanta sutileza que te irá mostrando las distintas caras de los obstáculos y de los problemas, con el fin de que sea uno mismo quien decida qué camino adoptar y lo hace siempre respetando la propia capacidad de la persona.

Y, cuando una persona, tras una sanación completa, está totalmente equilibrada en todos sus cuerpos, el cambio interior es muy notorio: las cosas parecen distintas; los caminos se ven abiertos y te sientes completamente capaz para andarlos; los problemas no desaparecen pero tienes la capacidad y la fortaleza de pensar en ellos en el momento preciso para resolverlos, continuando con tu vida sin marearlos en tu mente; descubres realmente qué te hace feliz y te encaminas, sin vacilación, a por ello; aparece tu verdadero yo, sin energías pesadas que te bloqueen y con tu propia energía recargada; comienzas a contactar con tus guías que te orientarán en tu camino.  En definitiva, la persona se siente distinta, transformada, apareciendo el verdadero ser al que se le reconoce de inmediato por el bienestar que sentimos;  entonces es cuando nos damos cuenta de que no estábamos viviendo nuestra propia vida.

A partir de este momento, este estado dependerá de cada persona, de sus actos, de sus pensamientos, de sus emociones. El péndulo te enseñará qué hacer con todos esos pensamientos, emociones y sentimientos que nos bloquean en determinados momentos pero dependerá sólo de la persona seguir estos consejos o volver a las antiguas usanzas.

Toma las riendas y EQUILIBRA TU VIDA.

Miasma Psorico

psoriasis

Miasma Psora.- Sarna

Es una persistente tendencia familiar a producir síntomas con escasos cambios tisulares.
Las enfermedades comúnmente asociadas son la sarna y el ezcema. El principal síntoma es el prurito. La hipersensibilidad y la reación en respuesta a los estímulos ambientales son características del miasma psórico.

Es un miasma esclavo, crea la sensación de ser capturado y que no hay escapatoria. Produce prurito, psicológico y físico y un eterno anhelo por algo, comida,
personas, relaciones…

La persona con miasma psórico tiende a creer que el mundo es un lugar áspero, y debemos ganarnos la vida con el sudor de nuestra frente. La realidad se considera como un problema que se puede resolver a través de la lucha, del esfuerzo o la pelea. Padece aislamiento, vive en una prisión auto impuesta. Siente nostalgia por el pasado, se lamenta constantemente y mantiene una constante sensación de culpabilidad.

Características y síntomas de Psora (falta de reacción):

– Ansiedad es el síntoma más predominante de la afección psórica.

– Timidez. Falta de confianza. Necesidad de protección, dependencia.

– Reflexivo. Reservado. Observador.

– Lento y perezoso. Tendencia al aislamiento. Parálisis frente al peligro.

– Tendencia a la tristeza. Llanto silencioso y en aislamiento para no molestar.

– Tendencia al mal humor.  Debilidad de memoria. Apatía.

– Celos. Difícilmente demuestra su afecto, a pesar de ser afectuoso. Sexualidad contemplativa.Disminución del deseo sexual y del deseo por las cosas que antes le satisfacían.

– Polemista cuando escribe, pero no cuando habla. Solitario. Cansancio de la vida, pero sin rechazo a la misma. Somnolencia y sueños ansiosos.

– Ataque cutáneo de cualquier tipo (piel seca, áspera, alérgica,…). Picores.

– Problemas digestivos. Deseo de azúcares y alteraciones del apetito entre otros.

– Tendencia a los parásitos cutáneos o intestinales.

– Hambre anormal (apetito aumentado, fuera de las comidas o deseo de cosas indigestas).

– Mal olor de las secreciones y excreciones.

– Problemas en las uñas.

– Prurito vulvar.

Alteraciones en la asimilación de alimentos: mala absorción, mala asimilación, desnutrición.

La psora causa otras alteraciones físicas tales como:  Fatiga,  hipertensión, bronquitis, asma, alergias, cefalea, colitis, etc.